Es un problema del sistema nervioso que provoca un impulso irrefrenable a levantarse y pasear o caminar.

Usted se siente incómodo a menos que mueva las piernas.

El movimiento detiene la sensación desagradable durante un corto tiempo, por lo general no es peligroso pero se debe investigar para descartar patologías diversas que pueden originarlo y que si requerirían cuidado especial.

Este síndrome lleva a sensaciones desagradables en la parte inferior de las piernas, provocan unas ganas irrefrenables de mover las piernas.

Usted puede experimentar sensación de: Arrastre y gateo Borboteo, tirón o jalón Ardor u hormigueo Dolor, palpitaciones o molestia Picazón o raedura

Estas sensaciones: Son peores en la noche cuando usted está acostado, algunas veces ocurren durante el día. comienzan o empeoran al acostarse o sentarse por períodos prolongados, pueden durar una hora o más.

Algunas veces se presentan en la parte superior de las piernas, los pies o los brazos, se alivian cuando usted se mueve o se estira en tanto continúe moviéndose.

Los síntomas algunas veces pueden dificultar el hecho de sentarse durante los viajes por aire o en automóvil o a lo largo de las clases o las reuniones.

El estrés o una alteración emocional pueden empeorar los síntomas.

La mayoría de los personas con este síndrome tienen movimientos rítmicos de las piernas cuando duermen, esta afección se denomina trastorno de movimiento periódico de las extremidades (PLMD, por sus siglas en inglés).

Todos estos síntomas dificultan el hecho de dormir y la falta de sueño puede conducir a: Somnolencia diurna Ansiedad o depresión Confusión Dificultad para pensar claramente

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.