El hombre prolijo, preocupado por su estética, también llamado metrosexual, es cosa del pasado, ahora la moda es el “lumbersexuales”. El término hace referencia a los hombres que usan barba, camisas a cuadros y no andan preocupados por su aspecto físico.  Además prefieren ir a bares y disfrutar de una buena comida casera y potentosa.

Según explican, quienes son adeptos a esta tendencia, prefieren lo natural y suelen mostrarse muy rudos, personificando el estereotipo de hombre que arregla las cosas del hogar, construye muebles, escala la torre para rescatar a su princesa y prefiere una parrilla antes que sushi.

Se trata del hombre recio, de barba tupida, dispuesto a exaltar su masculinidad a lo largo y ancho de su vida cotidiana.

Los lumbersexuales se asemejan al estilo leñador (de allí el nombre “lumber”).

Las mujeres cansadas de compartir artículos de belleza con los metrosexuales, ahora se inclinan casi con devoción a los cultores de la última tendencia.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.