¿Te gusta la controversia? Estás en el lugar correcto. Ellos subieron las escaleras, brillaron ante las cámaras, agradecieron y tomaron esa estatuilla con la fuerza de Leo DiCaprio luchando contra el oso. Pero, ¿se lo merecían?

Susurros que se hacen más intensos con el pasar de los años, en que los expertos señalan que la magnánima Academia ha cometido unos cuantos errores. Aquí expondremos algunos de esos casos en las categorías principales. Juzga tú mismo.

Jennifer Lawrence (Mejor Actriz 2013)

Es la actriz del momento, pero seamos sinceros… la actuación de Jennifer Lawrence en Silver Linings Playbook es fácil de olvidar. Ese año compartió nominación con Jessica Chastain en Zero Dark Thirty, quien debió llevarse la estatuilla a casa. Seguramente, envió una vibra de “ese premio es mío” a Jennifer y el resultado fue aquel resbalón en las escaleras.

Kevin Spacey (Mejor Actor de Reparto 1996)

¡Oh, Kevin! Eres el más perfecto Frank Underwood que el mundo podría tener, pero ese Oscar debió ir a parar a las manos de Mr. Angelina Jolie: Brad Pitt (aunque ese año aún estaba junto a Jennifer Aniston). La actuación de Spacey en The Usual Suspects es remarcable, pero se pierde entre la confusa trama de la película. Brad, por el otro lado, merece una ovación por su actuación en 12 Monkeys.

Mira también: Estos son los 15 actores que más veces estuvieron nominados al Oscar

Crash (Mejor Película 2006)

En la noche de películas políticamente incorrectas como Capote, Good Night and Good Luck, Munich y Brokeback Mountain, la estatuilla se la llevó la más correcta de todas. Un abucheo, ¡por favor!

Sean Penn (Mejor Actor 2004)

Misterios que no causan intrigas y actuaciones interesantes, pero no brillantes. Sean Penn se llevó la estatuilla a casa por su interpretación en Mystic River, un personaje que se quedó corto ante la belleza de Bill Murray en Lost in Translation, quien debería tener el premio. Quizá nos hubiera dicho qué le dijo Scarlett Johansson al final de la película. ¡Injusto!

Renee Zellweger (Mejor Actriz de Reparto 2004)

A Renee se la recuerda por dar una interpretación tan pobre que fue capaz de arruinar toda la película y aún así, la Academia la premió, en lugar de darle el galardón a Patricia Clarkson o Shohreh Agdashloo. ¡Quedará en su conciencia!

Tommy Lee Jones (Mejor Actor de Reparto 1994)

La primera vez que la Academia le “hizo el feo” a Leo DiCaprio fue esta noche. Prefirió dárselo al policía interpretado por Lee Jones en The Fugitive, un papel fuerte y magnífico, pero que no se compara a lo logrado por Ralph Fiennes en Schindler’s List. Intenso y genuino, su actuación se merecía la nominación y la estatuilla. (¡Tú también la merecías, Leo!).

A Beautiful Mind (Mejor Película 2002)

El año en el que vimos la primera película de The Lord of the Rings, la dulce biopic del matemático John Nash se llevó la categoría mayor. No es mala, pero, ¿era la mejor? Eso sin contar los gazapos políticamente correctos del film que ocultó la bisexualidad del personaje interpretado por Russell Crowe; un aspecto importante que, hace unos años, era mejor esconderlo bajo la mesa… ¡Error!

Fuente: Batanga

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.