Microsoft pretende instalar a Windows 10 como un referente dentro del mundo de los PC, lo cual significa un drama para los usuarios de Linux.

En algún momento de nuestras vidas escuchamos la frase “Microsoft ama a Linux”. Tal parece que eso no va más, ya que los de Redmond comentaron que Windows 10 contaría con Secure Boot de forma nativa, característica que bloquea la instalación de otros sistemas operativos en nuestros computadores, según dijeron en la conferencia WinHEC.

windows-10-secure-boot

Antes de empezar a culpar a Microsoft de esta decisión, debemos dejar en claro que la empresa dejará en manos de los fabricantes si el usuario final puede o no desactivar la función de su PC o laptop, según la diapositiva publicada por el sitio Linux Veda.

Para ser sinceros, y teniendo en cuenta todo lo que hemos visto durante lo que va de año, no es realmente sorprendente que la compañía haya tomado esta decisión. La marca, a través de distintos medios, ha hecho grandes esfuerzos para posicionar a su nuevo producto en la palestra, razón por la que deducimos una sola cosa: Microsoft quiere que, sí o sí, uses Windows 10.

Desde ya te aconsejamos que, en caso de que quieras adquirir una nueva estación de trabajo, lo primero que debes hacer es consultar directamente al vendedor si el equipo tiene o no desactivada la opción de Secure Boot, en caso de que quieras instalar otro sistema operativo en el PC o laptop en cuestión. Debemos tener en cuenta que esta medida sólo tendrá efecto en los computadores que cuenten con Windows 10 de forma nativa, ya que en las versiones anteriores aún es posible realizar el cambio de software.

Por último, y para acabar de una vez con la polémica… ¿Es éste el año de Linux?

Fuente: Fayer Wayer

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.